Salud en el Hogar

Este programa lleva hasta el hogar de los pacientes los servicios diestros de enfermería, terapia física, terapia del habla, trabajo social, asistente de salud y consultoría nutricional. Bajo la dirección y supervisión de un médico, nuestro personal experto ayuda al paciente en su residencia, para que tenga una mejor calidad de vida y pueda manejar efectivamente su condición de salud. Los servicios incluyen, por ejemplo: manejo de medicamentos; curación de heridas y úlceras; manejo del dolor; intervención de trabajo social para atender los aspectos psicosociales de una enfermedad; y ayuda para escoger los alimentos más indicados para cada condición. Este programa es de gran utilidad para personas que padecen condiciones cardiovasculares, respiratorias o diabetes. También para quienes necesitan terapia física después de una cirugía o amputación, o requieren cuidado especializado para heridas o lesiones. Nuestro programa está acreditado por el Departamento de Salud, por Medicare y por la Comisión Conjunta de Acreditación de Hospitales. El mismo está disponible en los siguientes municipios:

  • Ponce
  • Guayanilla
  • Peñuelas
  • Yauco
  • Guánica
  • Juana Díaz
  • Santa Isabel
  • Villalba
  • Coamo

Teléfono (787) 840-8095 / (787) 840-8686 ext. 7039 Servicio de Infusión en el Hogar Brindamos además el servicio de infusión en el hogar. El mismo permite que el paciente reciba medicamentos y/o alimentacion por venas en su residencia, sin tener que estar hospitalizado. El servicio de infusión en el hogar está disponible en los pueblos mencionados, además de Guayama, Salinas, Arroyo y Patillas. Con este sistema pueden administrarse, en la comodidad de su hogar, medicamentos tales como: antibióticos y antifungales; hidratación y electrolitos; nutrición parenteral parcial; manejo de dolor; antieméticos y tratamiento para esclerosis múltiple Para recibir servicios de salud en el hogar es necesario:

  • Que el paciente tenga gran dificultad para salir del hogar.
  • Tener un referido de su médico.
  • Padecer una condición que sea tratable en el hogar y que amerite los servicios diestros de enfermería graduada, terapia física o terapia del habla.